Estás viendo: Inicio > Viajes > Viajar por Europa > Europa Central > Irlanda: 16 días en coche recorriendo toda la isla

Crear una experiencia
Seguir ExperienciaExperiencia

Irlanda: 16 días en coche recorriendo toda la isla

Ramon

Os voy a dar un intinerario para ir por Irlanda y conocer toda la isla durante 16 días, durmiendo cada día en un sitio diferente, salvo 2 días en que estaréis dos noches en el mismo sitio, para ver más cosas tranquilamente, y descansar un poco.

¿Cuándo ir a Irlanda?
Meses de Julio y Agosto. Es cuando mejor tiempo hace. Aún así, hará fresco, con viento, y seguro que te llueve. Nosotros hemos tenido temperaturas entre 15 y 22 grados en el recorrido que os planteamos, y en el mismo día incluso.

¿Qué necesitamos para ir a Irlanda?
Calzado cómodo y que aguante la lluvia, un chubasquero si es de capa con capucha mejor que mejor, ya que en Irlanda hace mucho viento y eso hace que la lluvia venga de todos los lados menos de arriba, un paraguas, ropa de abrigo (una chaqueta o un jersey, y un abrigo para los peores días) y ropa de primavera-verano, ya que tendrás días de frío (sobre todo las tardes noches) y días de calor (20-22 grados).


Moneda de Irlanda
En Irlanda se usan los euros, pero en Irlanda del Norte se usa la libra (pertenece al Reino Unido).

Franja horaria
Es una hora menos que en España. Como en Canarias.

Enchufes
Tendrás que comprar un adaptador para enchufes de 3 patillas. Vete a una ferretería a ver si te lo pueden conseguir. De todos modos, lo puedes comprar en el propio aeropuerto de Dublín, al llegar. Llévate una regleta de esas de 4 o 5 tomas para no tener problemas con los aparatos a cargar, máquinas de fotos, móvil, vídeos, etc.

Hoteles - Desayunos
Lo mejor es que cojas las habitaciones con el desayuno incluído. Te darán tostadas, zumos, cereales, algo de fruta, y podrás elegir entre diferentes tipos de desayunos. Huevos revueltos con salmón, huevos pasados por agua, desayuno irlandés (bacon, salchichas, medio tomate a la plancha, huevo frito a la plancha, champiñones, una rodaja de morcilla negra y otra de morcilla blanca (aunque es más bien tirando a roja), y alubias o judías, como prefieras llamarlo). Si de este desayuno irlandés hay algo que no quieras, no te compliques la vida con frases largas. Si no quieres alubias, le dices No Beans. Si no quieres morcilla negra (que depende del sitio a veces es comestible y a veces no), diles No Black Pudding. Allí la morcilla es pudding. Es como morcilla de arroz, Prúebala y luego decides... Para beber siempre te preguntan si quieres TE o CAFÉ. La verdad es que el café es penoso. Pero bueno, ellos se lo beben felices. ¡¡¡ Y cuidado !!! No toques el plato del desayuno, que está a una temperatura que podría freirse el huevo en él. Si, calientan los platos... Hay que cogerlos con servilletas. Ellos te dicen... hot hot hot,,, y claro, te piensas que es la comida, pero no.... Es el propio plato....

Vuelos a Irlanda
Hay vuelos directos desde Madrid a Dublín y a Belfast. Nosotros proponemos Dublín. Resérvalo con antelación, y nuestro consejo es que no uses compañías Low Cost, como Ryan Air. Air Lingus es la compañía del país, y es preferible. Si lo reservas con tiempo encontrarás buenos precios:
http://www.aerlingus.com

Alquiler de coches
Mira y compara entre varias compañías. En la página que os damos tenéis muchas diferentes opciones: http://www.carrentalcouncil.ie
Os propongo escoger alguna de las grandes, tipo Hertz o Europcar.
Fundamental: Contrata el Seguro a todo riesgo. Sus siglas son CDW. Irás más tranquilo.

Alquila el coche en el propio aeropuerto. Es más sencillo. Cuadra el vuelo con el coche, y recuerda, para que no te cobren un día más, devuélvelo a la misma hora en que lo cogiste. Acuérdate de que conducen por la izquierda. Si no eres muy hábil con las marchas, cójete un modelo de caja de cambios automática, y te olvidas. Es algo más caro, pero mejor eso que no ir en tensión.

Alquilar el coche en Belfast es más barato que en Dublín. Pero el vuelo a Belfast suele ser más caro que a Dublín, luego lo comido por lo servido.

Carreteras de Irlanda
Os vamos a presentar un itinerario que os llevará por bosques, acantilados, carreteras muy estrechas, y en muchas ocasiones con el firme en bastante mal estado. Pero merecerá la pena. Es prácticamente seguro que el rayes el coche, porque en estas carreteras no hay arcén, y apenas se cruzan despacio dos vehículos. Te tendrás que echar muy al borde del seto (a veces incluso dentro del seto), y la probabilidad de rayar el coche es prácticamente el 100%. Por eso también es importante el seguro a todo riesgo.

Como se puede apreciar en las fotos que os adjunto, en muchas de las carreteras interiores por las que irás no tendrás arcén. Directamente la carretera acaba en los setos y árboles, por lo que es importante el seguro a todo riesgo para el coche.


Itinerario
Vamos a aprovechar la salida hacia Dublín un sábado, y la vuelta un domingo. Así, estaremos 16 días de viaje.

Día 1: Madrid - Dublín - Dun Laoghaire
Día 2: Dun Laoghaire - Arklow
Día 3: Arklow - Waterford
Día 4: Waterford - Cork
Día 5: Cork - Kenmare
Día 6: Kenmare - Killarney
Día 7: Killarney
Día 8: Killarney - Limerick
Día 9: Limerick - Oranmore
Día 10: Oranmore (Galway)
Día 11: Oranmore - Westport
Día 12: Westport - Bundoran
Día 13: Bundoran - Portrush
Día 14: Portrush - Castle Espie
Día 15: Castle Espie - Belfast - Dublín
Día 16: Dublín - Madrid

Día 1: Madrid - Dublín - Dun Laoghaire
Dun Laoghaire (foto inferior) es un pueblo costero que tiene de todo. Está bastante cerca de Dublín, y está en nuestro itinerario por esa razón. Es interesante un paseo por el muelle y tomar la primera pinta de cerveza en Irlanda en algún pub de la localidad.

Dublín tiene unas cuantas cosas para visitar. No os aburriremos con teatros y parques, y vamos al grano. Lo mejor será ir a una agencia de turismo y coger un plano gratuito que ya tiene los itinerarios marcados. Además de hacer los que te proponen, para ver el Trinity College y demás sitios de interés, no os tenéis que perder las calles de los bares de Dublín. Podéis aparcar el coche a la orilla del río. Normalmente entontraréis sitio en orilla contraria a la zona de los bares, y alejándose un poco (400 o 500 metros) de esta zona. El parking es de pago por horas. Es caro, eso sí.

La calle de los bares gira en torno a Temple Bar. Allí hay un bar que se llama así y que dicen todas las guías que tienes que entrar. Bueno, lo cierto es que cualquiera de esos bares está bien. Si te alejas un poco de esas calles los encontrarás a mejor precio.

Un plato típico irlandés es el Irish Stew. Encontrarás sitios donde lo hacen mejor que en otros. Pero consiste básicamente en patatas guisadas con vegetales varios y especias con carne de cordero. Está muy bueno.

No busques más platos típicos. No hay. El resto está bien, pero es siempre lo mismo. Filete con patatas, de más o menos tamaño, pechuga de pollo, más o menos especiada, o hamburguesas. También tienes el tradicional (dicen ellos) Fish & Chips (pescado super frito con un reboce de huevo y patatas). A mi personalmente, no me gusta mucho. Pero todo va en gustos.

Tendrás más que días para probar las 5 o 6 cosas diferentes que hay en todas las cartas.

Lo más caro, porcentualemente, es la cerveza. La cerveza reina es la Guiness (negra). Tienes rubias (Heineken, Carlsberg, Budweiser), y tostadas (Smithwiks). Ésta última también es Irlandesa, y está bastante bien. El precio medio es de 4,70 euros una pinta, que es en España, una jarra, más o menos. Para pedirla se pronuncia PAINT. Si quieres media, es decir, una caña, tendrás que pedir HALF PINT (pronunciado, JALF PAINT). Aquí te recomiendo que te ayudes de la mímica de las manos, porque no suelen entender bien la parte del HALF, que es mitad, y muchas veces pides media pinta, y te la traen entera.

Como bebidas para cubatas, tienes las de siempre. El whisky de Irlanda más famoso es el Jameson. Tiene un sabor muy suave. Para pedir un cubata tendrás que pedir el alcohol, el refresco, coca cola por ejemplo, y decirle que lo quieres con hielo.

Al lado del Temple Bar hay un tienda de recuerdos muy grande donde te tientan para que te lleves algo. No piques, que es muy caro. Dos calles más allá tendrás otras tiendas de recuerdos bastante más baratas.

Tardarás una tarde en hacer los recorridos que te proponen en el mapa de turismo que os he hablado. El tema del barco vikingo, mejor olvidadlo. Es penoso. Un trozo de madera en forma de barco detrás de una parada de autobus. Mejor id a ver otras cosas. Os dejo la foto para que lo valoréis.

Cuando caiga la noche, con una buena cámara, las fotos en el paseo del río quedan impresionantes. Aunque haya hecho bueno en el día, llévate una chaqueta porque por la noche refresca mucho.


Día 2: Dun Laoghaire - Arklow
A 5 kilómetros de Dun Laoghaire hay una torre que se ha hecho famosa por aparecer en el libro de James Joyce, "Ulises". De hecho es su museo. En la guía que tengas vendrá. El hecho es que en nuestro itinerario es domingo, y por tiempo seguramente te lo encuentre cerrado. Salvo que te interese mucho, no le hagas mucho caso. Es el museo de James Joyce. Es una pequeña torre, y está situada al lado de una playita donde los lugareños se bañan si hace buen tiempo.

Siguiente pueblo a visitar: Glendalough y las Wicklow Mountains. En esta visita vas a andar bastante alrededor de 2 lagos. Uno bastante más grande que el otro. Al final del grande hay una cascada. Creo que no merece la pena ir hasta el límite de la cascada. Los paisajes bonitos están alrededor del lago, con el bosque rodeándote. Podrás ver también unas ruinas de un asentamiento monástico. Pero si quieres pasar de esto, sin problemas, porque te vas a aburrir de ver ruinas en el viaje...

En este recorrido vas a tardar enter 3,5 y 4 horas.

Cuando termines, coge el coche en dirección a Wicklow. Atraviesa el prueblo y toma dirección a Arklow, destino de hoy. Las carreteras son muy estrechas, y te costará conducir. Entre eso y que el volante está al otro lado... Vete despacio. Aprende a admirar el entorno, y no te desesperes. Las señales de tráfico que te dicen que puedes ir a 80 km/h no son realistas. Si no hubiera circulación defrente, sería otra cosa. Pero no es así.

Arklow es un pueblo como muchos que verás en el viaje. Puedes cenar y tomarte unas pintas en algún pub con música en directo de la zona. A nosotros nos recomendaron el Murphi's, pero realmente, si os digo la verdad, terminamos en el hotel, porque estábamos cansados, y además el hotel era bueno, y también tenía "live music". Pruba la sidra de pera. Ojo, lleva alcohol, pero está buena.


Día 3: Arklow - Waterford
En este día vas a entender dos cosas. La primera es que el navegador es fundamental. Y la segunda es que el plano de carreteras es fundamental. Se complementan, porque vamos a tomar carreteras de esas que no se sabe el nombre.

Para este viaje, nosotros llevamos el Tom Tom. Hay una opción que es EXAMINAR MAPA. Allí puedes seleccionar a dónde quieres ir y decir que te lleve allí. Es mejor esto que andar buscando el nombre de la carretera.

En el apartado "direcciones de interés" te dejo un enlace a la página de turismo de Irlanda, donde podrás descargarte un mapa, y más información en PDF. Aunque tienes el mapa que te darán en la agencia de alquiler del coche. Al menos, en Hert te lo dan.

Bueno, pues hay que ir a Wexford por la carretera R742, siguiendo una ruta costera a través de pueblecitos varios. Si en tu navegador no viene esta carretera, inten hacer lo que te digo. Vete por "instinto" hacia la costa y allí sigue la carretera. Cerca de Wexford hay una reserva de aves, un punto donde poder observar a las diferentes aves de la zona. Pero lo interesante de verdad en Wexford es el IRISH NATIONAL HERITAGE PARK. Es una reconstrucción de asentamientos en la zona de diferentes épocas. Es de pago, pero merece la pena.Verás cómo vivían los primeros habitantes de Irlanda, y cómo evolucionó su modo de vida con el tiempo.

En la carretera verás de vez en cuando puesto de frutas, de fresas y de patatas. Las fresas son algo típico de la zona. Hazte con una botella de agua para poder lavarlas y cómprate unas fresas. Son bastate sabrosas.

El destino final de hoy es Waterford. Es un pueblo costero, con el típico puerto y demás. La verdad es que cuando estuvimos estaba desierto. No había nadie en la calle. Igual a medio día están las calles repletas de gente, pero a media tarde parecía un pueblo fantasma.

Date una vuelta a pie por el pueblo para ver los típicos monumentos, iglesias y demás... Hay una que han reconvertido a un club de badmington.

En la plaza del pueblo, si tomas la calle que sale hacia abajo (tiene una ligera cuesta) verás a unos 100 metros un pub a la derecha que si te metes tiene dos salas, y en una de ellas, al fondo, tiene un comedor. En ese pub te tienes que tomar un IRISH STEW. Es el mejor sitio que encontré para ello. El pub se llama T&H DOLLANS.


Día 4: Waterford - Cork
Desde aquí nos vamos a dirigir a Kilkenny. Llegarás en 30 minutos desde Waterford. Es una ciudad medieval con calles estrechas peatonales, tiendas y pubs típicos. En la calle principal podrás visitar el castillo. Es pequeño, al menos en la parte que dejan visitar. No dispone de audioguía y tendrás que leer los carteles que van poniendo de información, pero está bien. Al finalizar la visita, si quieres puedes dar una vuelta por los jardines del castillo, que son bastante grandes. La gente va allí a pasear. En Kilkenny también podrás visitar la catedral. No te voy a decir que entres en todas las catedrales e iglesias que te encontrarás en el viaje, pero en alguna está bien. Como aquí ya estás aparcado, y no es un pueblo como otros que habrá de visita en coche, mi consejo es que entres y la veas. Para ver la ciudad a pie, podrás dedicarle 2 horas.

Luego sube de nuevo al coche, y vete en dirección Midletown. Este pueblo está a 15 kilómetros de Cork, nuestro destino. Así que puedes optar por ir a Cork, hacer el check-in en el hotel y volver a Midletown sin las maletas en el coche. Lo que hay que ver allí es la destilería de whisky irlandés Jameson. Bueno, la antigua destilería, ya que la nueva está cerca, pero esta la tienen tipo museo. Como las visitas son guiadas y tienen hora, si no llegas antes de las 16:00, te recomiendo que lo dejes para el día siguiente a primera hora. La visita consiste en un vídeo y una visita guiada (en inglés) a las instalaciones. Verás la historia de cómo se hace whisky, y en concreto las variedades de Jameson. Luego te darán una copa para degustarlo.

Una vez visto, sigue camino hacia Cork. Esta ciudad es algo más grande que las anteriores. A la hora de la cena hay muy poca gente por la calle. Te hablo de las 19:30 horas. Al ciudad, desde mi punto de vista, tiene menos encanto que otros pueblos más pequeños. Pero no deja de ser interesante darse una vuelta por las calles casi sin gente para buscar un pub donde ir a cenar, y luego poder escuchar música en directo. Verás que después de la cena, las calles tienen más gente.


Día 5: Cork - Kenmare
Si has visto la destilería el día anterior, perfecto. Ahorrarás tiempo. Si no es el caso, vete lo antes posible. Hay una visita sobre las 10:30 AM y dura 1 hora aproximadamente.

Luego sigue camino hacia otro pueblo que se llama Cobh. Es un pueblo importante porque históricamente era el punto de partida de los inmigrantes irlandeses hacia Estados Unidos. La entrada al pueblo es muy bonita. Se baja desde la montaña y lo primero que verás será la catedral. Vete buscando sitio para aparcar, porque el puerto y la famosa estatua en memoria del Titanic están muy muy cerca. Si quieres una bonita vista del pueblo con el mar al fondo, desde la catedral es el punto indicado. Las casas del pueblo son de colores, cada una de un color diferente. Es pintoresco. En el puerto, al final, verás el museo de la ciudad, en una antigua estación de barcos. Si lo que buscas es lo que todas las guías llaman el TITANIC MEMORIAL, no busques grandes anuncios, ni edificios imponentes... Es una estatua a la entrada del puerto. La verdad es que no es para tanto.

Una vez visto el pueblo, sigue camino hacia Kenmare. Para acortar el camino, el navegador te indicará que cojas un transbordador, o ferry, como prefieras. No es caro, y evitarás una tramo de unos 20 minutos. El trayecto en ferry dura unos 3 o 4 minutos, y te pasa de una parte de la bahía a la otra. Pasar en coche cuesta 5 euros.

Para ir a Kenmare puedes optar por ir costeando o ir por carreteras mejores. Mi consejo es que NO vayas costeando, porque no vas a ver el mar más que de forma conceptual. La carretera está flanqueda de setos altos a ambos lados, y sólo verás mar en algún tramo de valla. Como irás por caminos de estos más interesantes más adelante, te recomiendo que cojas la carretera principal, con la que además, rayarás menos el coche y llegarás antes al destino.

Pero si quieres, puedes poner como prueblos intermedios a KINSALE, TIMOLEAGUE y CLONALKILTY. Todos ellos son bastante similares. Casas de colores y calles enfrentadas al mar, y con puerto pesquero. Date un paseo por alguno de ellos, disfrutando de sus calles y sus gentes. Vive la profunda Irlanda... Tómate algo en algún pub con terracita, y sigue camino. Te recomiendo para ello Clonalkilty.

Kenmare tiene una calle principal muy muy animada (foto inferior). Allí están muchos pubs y restaurantes donde podrás cenar y escuchar música en directo. La verdad es que la animación de este pueblo choca un poco con la de otros más desiertos. El hotel Davits está bastante bien. Tiene WiFi gratis y la gente que trabaja allí es bastante amable. El restaurante de su derecha, según lo miras, también es bastante interesante para tomarse una pinta con la "live music".


Día 6: Kenmare - Killarney
Tu destino de hoy está tan sólo a 30 kilómetros de Kenmare. Si la entrada al hotel la tienes por la tarde, vete primero de excursión. Si prefieres dejar las maletas en el hotel, pues ya sabes. Tampoco es que le vayan a pasar mucho en el coche. La verdad es que la gente respeta mucho las cosas en los pueblos de Irlanda.

Hoy vas a dedicar el día a una sóla excursion: El Rig of Beara, o la península de Beara. Hoy si tendrás que conducir por carreteras estrechas con setos a ambos lados, rallarás el coche seguro, pero los paisajes y los pueblecitos merecerán la pena. Hoy es cuando te alegrarás de haber cogido el seguro del coche a todo riesgo. Asegúrate de haber cargado las baterías de los vídeos y las fotos. En el navegador que tengas (tom tom o lo que sea), vete eligiendo las rutas más cercanas al mar. Podrás parar en algunos momentos y acercarte a pie en diferentes entradas.

Cuando hayas recorrido toda la península dirígete a Killarney. Pasarás por medio del KILLARNEY NATURAL PARK, que es una zona de bosques y lagos de indudable belleza paisajística (foto inferior nº 1). Si tienes tiempo, podrás hacer una excursión a pie en los bosques del KILLARNEY NATURAL PARK. El aparcamiento está al lado de la carretera (lo verás indicado), y está como 15 minutos antes de llegar a Killarney. El recorrido te puede llevar como una hora o una hora y media. Lo puedes dejar para el día siguiente, si quieres. De hecho, te recomiendo hacerlo por la mañana, que tendrás mejor luz que por la tarde. Vete ahora al ROSS CASTLE (foto inferior nº2) antes de que cierren (creo que era sobre las 19:00 horas). La verdad es que si no te interesa verlo por dentro, por fuera es suficiente para hacerse unas fotos. Al lado del castillo hay excursiones a la isla cercana (para ver unas ruinas). Lo mismo te digo. Esta gente cierra pronto porque cena pronto, así que si llegas a tiempo podrás ir. Son unos 45 minutos de excursión a una isla del lago.

Otra visita que hacer en Killarney es la MOOCROSS, que es un palacete con sus granjas y jardines y con vistas al lago. Tiene horario de visitas, pero también puedes optar por las típicas fotos exteriores y el disfrute del paisaje evocando épocas pasadas. Es la foto de abajo. No se aprecia bien, pero he preferido dejaros una foto panorámica. El sitio merece la pena.

Killarney es un pueblo animado, y muy caro. Tanto que el dato que doy es fundamental. Tienen Burguer King. ¡¡ Fundamental !! Cuando mires los precios de las cenas, si quieres puedes dejar un comentario. Es sensiblemente más caro que otros pueblos. Y es que Killarney está situado en un centro de actividades y un paraje natural que atrae a muchos turistas. Y se aprovechan de ello.

Si quieres cenar bien, aunque sea caro, te recomiendo que más que en el pueblo, cenes en un hotel de 5 estrellas que verás a tu derecha a la salida del KILLARNEY NATIONAL PARK, como a 5 minutos en coche. Por lo menos, los platos son grandes, el sitio está bastante bien, y los camareros son muy amables. Y bueno, ya que pagas, digo yo, que sea bueno.

Si quieres comprar algún recuerdo, en verano las tiendas cierran a las 22:00 horas.


Día 7: Killarney
En este día vas a hacer una excursión a otra península: El Ring of Kerry. Si te gustó Beara, espera a ver esta. Hoy comenzarás a ver ya acantilados. Esos por los que Irlanda es conocida. Ya era hora, ¿no? Toma la carretera que bordea el mar, y vete recorriendo la península. Recuerda haber cargado de nuevo las baterías de las cámaras que lleves.

Las guías de viajes dicen que hay una isla muy bonita desde la que ver acantilados. Es la isla de VALENTIA. Bueno, ni tanto ni tan poco. Para empezar, hay dos formas de entrar a la isla. Por la parte norte, mediante ferry. Por la parte sur, mediante puente. Y además, allí está el HERITAGE CENTRE (que es como se definen los sitios que tienen algo de interés). Obviamente, vete en coche hasta la parte sur y entra desde allí. Los acantilados los verás rápidamente. Hya un aparcamiento donde podrás dejar el coche para ir a pie hasta la parte superior de la isla y admirar desde allí el paisaje. Desde mi punto de vista, no pierdas mucho tiempo con esto, porque verás otros acantilados mejores.

Sigue camino por las carreteras del Ring or Kerry que bordean la costa. En la carretera verás un cartel con una foto enorme de unos acantilados que dice "Las mejores vistas de Irlanda" o algo así, en inglés claro. Es un particular que se lo ha montado muy bien. Deja pasar a su finca (previo pago, unos 3,5 euros por persona, si no recuerdo mal), y al final de la finca, esta acaba en un acantilado. Eso si es un acantilado. El primero así grande que podrás ver. Merece la pena la visita. Bonitas vistas.

Sigue camino. A lo largo del recorrido, verás indicado en algún momento un "círculo de piedra". Bueno, es eso, una muralla donde dentro habría casas que estarían protegidas por ella. Es curioso, y gratis. Visítalo.

Sigue camino. Volverás a Killarney de nuevo a través del KILLARNEY NATIONAL PARK. Si no lo has podido visitar ayer, hazlo hoy. Puede perderte "un poco" en los bosques de al lado de la senda. La ruta llega también hasta el lago cercano.


Día 8: Killarney - Limerick
Hoy toca visitar la península de DINGLE. Para ello, el primer destino es TRALEE, que es una ciudad animada y concurrida. Puedes hacer la visita desde el coche, porque si no no vas a tener tiempo para lo interesante. De paso puedes ver la zona de Magherabeg, que es un brazo perpendicular a la península por la parte superior, que son unos arenales. Bueno, no tiene mucha historia la verdad, pero los arenales forman playas interesantes, y es curioso ver cómo vive allí la gente. Vete paralelo a la costa y de vez en cuando sal por las perpendiculares para ver el paisaje. Si el tiempo aconpaña podrás ver en algunas playas gente haciendo vela y otros deportes. Vete costeando hasta BRANDON, un pueblo al borde del mar y al pie de la segunda montaña más alta de Irlanda (900 metros aprox.). La primera tiene 1045 metros.

Si vas bien de tiempo sigue costeando hasta DINGLE, siguiente destino. Si no vas bien de tiempo, toma las carreteras interiores. Lo que vamos a hacer en DINGLE merece la pena.

Dingle es una ciudad más avanzada que los pueblos que has ido pasando en tu recorrido. Hay concursos de regatas y todo. El pueblo es más o menos grande. No intentes aparacar en el parking del puerto, porque está muy mal de coches. Adéntrate un poco en el pueblo y déjalo por la parte de arriba, que no tardas nada en llegar abajo y además no pagas. En el puerto hay varias empresas que se dedican a sacar barcos de turistas para ver a un delfín que vive en la bahía. Son unos 16 euros por persona, y si no ves al delfín no te cobran nada. De hecho, te cobran al volver en el propio barco, pero has de apuntarte a la excursión. Es interesante porque la duración es de más o menos una hora, y verás al delfín saltar al lado de los barcos que salen a buscarlo unas cuantas veces, y además podrás ver la bahía de Dingle desde el mar.

Cuando vuelvas de la excursión quédate un tiempo en Dingle mirando las tiendas de recuerdos, y dando una vuelta por la zona del puerto. Te puedes tomar algo allí.

Al salir, sigue costeando, si tienes tiempo, y en el mapa, dirígete ya dirección LIMERICK. Si no tienes cuidado con los tiempos llegarás tarde a Limerick, porque los paisajes que van a estar en tu viaje son muy bonitos, y pararás frecuentemente para hacer fotos y vídeos. El extremo oeste de la península es el más bonito. Si tienes tiempo adéntrate un poco más en esta parte, aunque eso signifique que para volver tengas que regresar a Dingle. Verás acantilados rocosos y verdes, aves, pastos con ovejas y vacas, etc. Todos los turistas, si te das cuenta, van de entrada en entrada parando y haciendo fotos. Impresionante. En un punto del recorrido podrás ver emerger del mar islas, haciendo que la vista sea espectacular. No dejes pasar más de las 19:30 horas para iniciar el regreso a Limerick, y ahora si, vete por carreteras directas, que hay un tramo de unas dos horas de viaje. Si ves que no vas a llegar a la hora de la cena, no lo pienses. Cena por el camino, que a estas alturas del viaje, sabrás que encontrar un sitio con horarios diferentes es complicado.


Día 9: Limerick - Oranmore
Limerick es una ciudad grande. Si has seguido este planning, hoy es domingo, y verás algo desiertas las calles de Limerick a primera hora de la mañana. Pero merece la pena madrugar. Hoy vamos a ir hasta Galway. Nos quedaremos en un pueblo de las afueras, Oranmore. Por el camino toca visitar el parque natural del BURREN, donde verás dólmenes distribuidos por los campos, y alguna que otra ruina.

Pero antes, el primer destino será KILRUSH, un pueblo desde donde podrás tomar un barco hacia las SKATTERING ISLAND. Lo que hay en las islas no es gran cosa. Son ruinas y más ruinas. La isla era antaño un importante centro de negocios por la ubicación que tenía en la bahía y el paso de barcos hacia el puerto. Ya no es así. Además, tiene una historia de conquistas y sangre un tanto macabra. El capitán del barco nació en la isla, pero ya no vive allí. Nadie vive ya alli. Hay un barco a las 14:15 horas. Aprovecha para comer y descansar algo. Por cierto, desde aquí también hay excursiones para ver delfines.

Siguiente destino, el parque natural del BURREN. Toma la ruta en el navegador, y atraviesa el parque. Las fincas, a estas alturas ya te habrás dado cuenta, suelen ser casi todas privadas. Así que los dólmenes que veas serán a lo lejos. Si tu guía es buena es posible que encuentres el principal de ellos, que sale en todas las fotos. Yo tampoco me pasaría mucho tiempo buscándolo. Símplemente difruta del paisaje, hazte algunas fotos, visita algunas ruinas, y sigue adelante atravesando el parque natural, y al salir, toma dirección Oranmore.

En Oranmore, te recomiendo el hotel RAMADA ENCORE. Es bastante nuevo, y barato además. Las habitaciones son amplias, aunque algunas dan a una terracita con vistas a un antiguo cementerio. Pero bueno, es que en Irlanda hay ementerios al lado de todas las iglesias, así que tampoco pasa nada. Los hoteles de al lado están peor, porque tienen las cruces prácticamente al estirar la mano.

Como aquí vas a estar otro día, te recomiendo descansar y tomar fuerzas, y quedarte hoy en Oranmore, que como pueblo es pequeño, pero tiene sus pubs y demás. Eso si, aquí deberás de llegar a la hora de la cena (antes de las 21:00 horas), o tendrás que conformate con una hamburguesa o pizza para llevar al hotel.


Día 10: Oranmore (Galway)
Hoy toca Galway. Está al lado de Oranmore. Vete a la oficina de turismo de Galway y allí podrás informarte de las excursiones a la ARAN ISLAND, que son 3. En nuestro itinerario no está reflejado esto, porque necesitarías otro día completo para esto. Desde las islas verás acantilados y paisajes naturales. Hay excursiones en barco a las islas, o también puedes optar por verlas desde el aire, si el tiempo acompaña.

Como te digo, puedes optar por ir a las islas a ver acantilados, o puedes optar por ir a CONNEMARA, una zona de indudable belleza paisajística, con la que también echarás el día. Esta zona es una parte de Irlanda con muchos lagos y ríos, tierras de turba, verdes praderas... Es espectacular. Si yo tueviera que decidir por tí entre las dos excursiones, elegía esta, porque para ver acantilados, ya los verás más adelante, en otros días, y por menos precio que las ARAN ISLAND.

Si te decides por CONNEMARA mete en el navegador una carretera cercana al lago CORRIB y bordéalo disfrutando del paisaje. Busca la dirección de la abadía de KILEMORE. Tiene historia este palacio, ahora abadía. Podrás visitar parte del palacio, el que las mojas han abierto al público, y la historia que tiene te retraerá a tiempos pasados. Impresionante. Os dejo la dirección del sitio web la abadía: http://www.kylemoreabbey.com/ y también dentro de la web, la página de la ubicación con el Google Maps: http://www.kylemoreabbeytourism.ie/kylemore-directions

La abadía tiene también una iglesia y unos jardines para visitar. Si sacas las entradas OnLine ahorrarás un 10%. En la tienda de recuerdos del centro, podrás comprar algunas cosas interesantes. Allí tienen un grupo musica que descubrí que son las Celtic Woman, 5 chicas con unas voces tipo Il Divo que cantan versiones de canciones famosas, con un estilo celta muy interesante. Recomendable. Ese y algún disco de música irlandesa típica para el viaje. Será divertido.

Para terminar el día, pon ya de vuelta dirección a Galway para ir a cenar a la ciudad. Busca un pub que te guste, y a cenar...


Día 11: Oranmore - Westport
El destino de hoy es Westport. Puedes ir por la orilla oriental del lago Corrib, aunque no verás el lago, porque todo está parcelado de forma privada. Pero hay un monasterio antiguo, el mejor conservado de Irlanda, que será una bonita visita. Son las ruinas del monasterio de Ross Errilly Friary. Podrás pasear por dentro de las ruinas a tu antojo y revivir el pasado. Este monasterio parece abandonado a su suerte, pero como os digo, es una visita muy interesante. Y gratis.

Sigue camino hacia el norte, hacia la Cong Abbey (foto inferior). Es otro lugar de interés turístico. El resto del camino, no hace falta que salgas en las indicaciones de monumentos, porque muchos de ellos están en fincas privadas y no podrás acceder a verlos de cerca.

Continúa hacia Westport, que es un pueblecito costero con encanto. Hay un hotel, el Ardmore Country House, que es una casa enorme de unas 15 habitaciones con su restaurante, en la que te atenderán bien, y las habitaciones están también bastante bien. Es clásico pero elegante. Muy cuidado. Las entradas son a partir de las 16:00 horas, así que si llegas antes, puedes ir al pueblo de compras, o a dar un paseo y comer algo en alguno de sus pubs.

Hay una cosa que os debo de advertir con respecto a los sandwichs que hacen en Irlanda. Si os tomáis uno, os preguntarán si queréis mantequilla o mahonesa como unte para el pan. Si decís que queréis mahonesa, tened en cuenta que seguramente, luego, van a calentar un poco el sandwich para dorar un poco el pan. Una de dos. O que lo calienten antes, y luego echen la mahonesa, o que te lo den frío, porque no hay nada más asqueroso que una mahonesa caliente.

En Westport se puede ver la Westport House. Es una mansión de interés turístico con sus respectivos jardines. También hay espectáculos de danza y música en un hotel de lujo al lado del pueblo. Son los miércoles. Este hotel linda con la finca de la Westport House (foto inferior), aunque tiene su entrada principal para vehículos desde una calle paralela al río que atraviesa el pueblo, dejando la iglesia de Westport a tus espaldas, atravesando el río por uno de sus puentes, y girando a la izquierda. Está indicado, aunque en cualquier hotel que te alojes seguro que encuentras información sobre estos bailes típicos.

Saliendo de la plaza del pueblo, una de las calles que bajan tiene algunos pubs interesantes donde después de la cena disponen de música en directo.


Día 12: Westport - Bundoran
Lo malo del hotel que os recomendé ayer, o más que malo, lo peor, es el desayuno. Si te has acostumbrado a los buffets, aquí te sirven. Y no pidas muesli, porque como nadie lo hace, el que tienen está correoso. Al menos, el de un servidor. Pero bueno, seguirás desayunando un Irish Breakfast y más tostadas.

Hoy está en nuestro destino visitar la ciudad de SLIGO y sus alrededores. Para ello, vas a salir de Westport en dirección a unos monumentos tumbas megalíticas en CARROWMORE. El complejo tiene un serie de tumbas que irás viendo con una guía en papel que te darán, y que hay que devolver al final, y la visita culmina con la tumba central, que es la más grande de todas. Este complejo está dividido en dos partes, separadas por la cerretera. Esta primera parte es la que te acabo de describir. En la segunda, tras cruzar la carretera, verás más tumbas, y al final del camino, podrás llegar a otra mejor conservada. Reserva las fotos para esta. Es mejor, y se ve algo más que en el resto. Os dejo una foto. Los pobladores de la zona habían utilizado estas piedras de las tumbas como cantera para construir los muros de las cercas de sus granjas.

El siguiente punto de parada es SLIGO. En esta ciudad tendrás muchas cosas que commemoran a los hermanos YEATS. La zona del río, en parte peatonal, es bonita. Puedes ir visitando los diferentes pueblos que aparecerán en el camino.

Hay una ruta para subir a la montaña plana que ves en el paisaje: Ben Bulben. Realmente, yo subí en coche hasta donde fue posible. Luego el camino se hacía a pie, así que tampoco se si hay otra ruta para ir en coche. El camino empieza desde la Benbulben Farm. Está indicado en letreros en la carretera.

Sigue camino hacia BUNDORAN, destino de hoy. Es un pueblo costero, algo más apagado que Westport. Las casas no son tan coloridas. Cuanto más al norte, menos color. El pueblo es lineal, y su calle principal es la MAIN STREET, donde están los hoteles, restaurantes, y alguna sala de recreativos, donde los niños de corta edad (7, 8 años) ya echan monedas en máquinas tragaperras para ver si les toca el premio y jugar a las típicas de marcianitos. Si vas a cenar aquí, te recomiendo la BRASERIE que está al lado de un salón de recreativas. No es tan cara como otros sitios y hay variedad de comidas. Es agradable.


Día 13: Bundoran - Portrush
Hoy llegamos a Irlanda del Norte. A Portrush. Este pueblo es una zona de veraneo de muchos irlandeses. Tiene una feria con "cacharritos" para montar, algunos cubiertos en una nave, y otros al aire libre. El pueblo es realmente bonito, y tiene un enclave espectacular en un pequeño cabo.

Pero antes de llegar allí, pasaremos por Letterkenny y Londonderry. Para ir hasta estos destinos te recomiendo que vayas costeando para poder ver paisajes con playas y demás. En uno de los cabos podrás ver la isla de ARAN (que no es la misma que las ARAN ISLAND, que están en Galway). Más a lo lejos podrás ver las islas TORY. Aunque esta ruta, como ha pasado ya en otras ocasiones, no siempre sale al mar, y bueno, si esperas un paseo a la orilla de los acantilados, no es esta tu carretera. Pero no te preocupes, que en este viaje hay días para todo, y también a esta parte le llegará su momento.

De momento, toca seguir por aquí, costeando, para poder llegar a unos kilómetros de carretera que llaman la Carretera del Atlántico, y esta si que tiene vistas bonitas. Merece la pena.

Después de esta carretera, llegarás a Letterkenny, pero es un pueblo más. Sigue camino hacia Londonderry. Es esta una ciudad grande, pero después de ver los pueblecitos llenos de encanto a lo largo de nuestro viaje, estarás de acuerdo conmigo en no pasar demasiado tiempo en esta ciudad. Te bajarás para dar un paseo, comer algo, y recorrer parte de la famosa muralla de ciudad.

Sigue camino hacia Portrush, que seguro que este pueblo te gusta más.


Día 14: Portrush - Castle Espie
Lo primero que hay en la ruta para visitar son las ruinas de Dunluce Castle, un castillo en lo alto de un acantilado. Puedes optar por pagar y ver el interior, o símplemente admirar el paisaje con el castillo en él, y bajar por debajo del castillo hasta un pequeño mirador sobre el acantilado. Ten cuidado porque las escaleras con muy muy resbaladizas. Vete con el calzado adecuado.

Siguiendo ruta lo siguiente a ver, será la Calzada de los Gigantes, o la GIANT'S CAUSEWAY. Seguramente hayas visto fotos de esto: 37000 piedras hexagonales formadas por basalto en una erupción volcánica. Parece realmente un tapiz. Muy curioso y muy visitado. Tardarás unas 3 horas en hacer el recorrido y unas fotos.

Próxima parada: El puente conlgante de Carrick-a-Rede, cerca de Ballintoy. Este puente colgante de unos 20 metros está formado por tablones y cuerdas que curzan a un peñasco. Desde allí podrás ver los maravillosos acantilados desde otro punto de vista (como dentro del mar). La entrada son 4,90 libras, y así lo ponen en todos los carteles, pero si no dices lo contrario ellos te cobran 5,40 libras, y dicen que el resto es para una donación. Si no quieres hacer esa donación, diles que quieres tu ticket with NO donation.

La siguiente foto está tomada desde el peñasco al que se pasa por el puente.

La siguiente parada es Belfast, pero mi consejo es que dejes la ciudad para la mañana del día siguiente, y que vayas hacia destino tranquilamente por la carretera de los GLENN (foto inferior), que son valles formados a partir de los desplazamientos de los glaciares hacia el mar. La gente dice que son fiordos. Bueno, eso es porque no han estado en Noruega. Se podría decir que en la actualidad tienen una pinta de golfo-bahía pequeña con pueblos a su alrededor. Es un buen sitio donde hacer una pequeña parada. Tranquilo y agradable. Sigue la carretera de la costa, porque después del último glenn que veas, la carretera transcurre un tramo al lado del mar, y es un bonito recorrido. Si llevas mapa, la carretera que te digo se llama la CAUSEWAY COASTAL ROUTE, pero no tiene pérdida. Va literalmente, bordeando el mar.

El destino de Castle Espie no viene bien definido en los mapas o en las indicaciones. Te dejo una señal en Google Maps, para que puedas localizarlo. Lo cierto es que te puedes alojar por cualquier sitio de la zona. Pero si decides alojarte en Castle Espie, te recomiendo THE OLD SCHOOLHOUSE. Allí fueron muy amables, y las habitaciones están bien. Y tienen parking, también.

Para llegar, localiza un pueblo que se llama COMBER. Desde allí tendrás que encontrar Ballydrain Road y seguir la calle hasta encontrar el hotel. Está marcado en el Google Maps como Castle Espie con un cuadradito pequeño a su lado. Si lo pones en modo Street View verás justo allí el hotel. El link es: http://maps.google.es/maps?f=q&source=s_q&hl=es&geocode=&q=castle+espie,+irlanda&sll=54.072283,-2.702637&sspn=4.628921,19.665527&ie=UTF8&hq=castle+espie,+irlanda&hnear=&ll=54.524319,-5.69169&spn=0.017883,0.076818&z=14


Día 15: Castle Espie - Belfast - Dublín
Por la mañana dedícate a visitar Belfast. Es posible que te hayan hablado de los Black Taxis, que te hacen el recorrido por los murales y los sitios conflictivos de la ciudad. La verdad es que hoy en día no hay muchos sitios conflictivos. Aquí, lo que te digo, directamente, es que cojas tu guía y hagas el recorrido con tu navegador en tu coche. Como dice un amigo irlandés, antes si podían pasar cosas, ahora no creo que pase nada.

Después de haber estado en Dublín, verás porqué le dedico tan poco tiempo a Belfast. Con una mañana y con tu coche y la guía podrás hacer las visitas a los sitios de interés, las calles católicas, las calles protestantes, y el centro turístico de la ciudad.

Para volver a Dublín, échale por autopista unas 3 horas. Dispón el día a tu gusto, pero ten en cuenta la hora de la cena, y que como es el último día, sería bonito hacerla en un pub de Dublín. Como dato curioso, de vuelta a Dublín, podrás salir de la autopista a visitar DROGHEDA, que es el pueblo natal de Pierce Brosnan. Pero tampoco te pierdes nada si no lo haces.

Te recomiendo también, que esta noche la pases en algún hotel cerca del aeropuerto. Así no madrugarás tanto para dejar el coche y tomar el vuelo.

Como segunda vez que vas a Dublín en este viaje, seguro que lo disfrutas más. Aprovecha para tomarte el último Irish Stew.


Día 16: Dublín - Madrid
Fin del viaje.


Espero que os haya gustado el post. Lo tengo publicado en blogspot con las fotos puestas en sus días. La dirección es: http://turismoencoche.blogspot.com

Además, mi intención es hacer otros de otros viajes. Estoy ahora con uno de Francia.

02/03/2012 12:17:13

Publicado hace 9 años en Viajar por Europa > Europa Central

select SUM(valor) as puntos, count(id_usuario) as totalusuarios, MAX(valor) as maximo from valoraciones where tabla='mensajes' and id_origen='3927'